Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información










1/13/2009

FUERA SUDACAS, JODER! Los argentinos están entre los más rechazados al querer entrar a España


Brasileños, argentinos y paraguayos encabezaron, durante el 2008, la lista de extranjeros "no comunitarios" rechazados en los cada vez más restrictivos controles migratorios que realiza España en el aeropuerto de Barajas, en Madrid.

Según un despacho de la agencia EFE, basado en datos provisionales, el rechazo de argentinos fue el que más creció -siempre en ese aeropuerto- entre 2007 y 2008. Lo hizo en un 209%, al saltar de 383 a 800 casos.

En cambio, los brasileños, si bien siguen estando primero en cantidad total de expulsiones, vieron disminuir el número de un año a otro: de 2.764 casos en 2007 a 2.500 en 2008. La deportación de ciudadanos del principal integrante del Mercosur causó un fuerte rechazo del gobierno de Lula Da Silva, que implementó condiciones iguales a las de España a la hora de admitir españoles en Brasil.

De acuerdo con EFE, durante 2008 las autoridades migratorias tramitaron unos 12.000 expedientes de expulsión en Barajas (unos 30 diarios), lo que supone un 32% menos que en 2007 cuando se registraron 17.408 casos.

Fuentes aeroportuarias señalaron a Efe que hay que tener en cuenta el descenso global de pasajeros registrado en el aeropuerto de Madrid-Barajas y la imposición de visado a los ciudadanos bolivianos en abril de 2007.

EN CARNE PROPIA. El caso más resonante en los últimos tiempos ocurrió en marzo de 2008 cuando una ciudadana del nordeste de Brasil fue deportada mientras intentaba realizar un viaje de placer de 20 días por España y visitar a su novio de este pais.

El rechazo de viajeros brasileños en España provocó malestar entre ambos países, por lo que se establecieron contactos dirigidos a intentar mejorar la situación. Así, se decidió desarrollar distintas fórmulas de cooperación policial con la máximas garantías para los viajeros de ambas nacionalidades y para mejorar la situación de los no admitidos en los aeropuertos.

Al igual que los argentinos, otra nacionalidad que incrementó las cifras de rechazo es la paraguaya, con 634 en 2007 y más de 1.500 en 2008. En la mayoría de los casos, la prohibición de entrada en España a los viajeros se produce por la carencia de los documentos exigidos por la ley, como son la carta de invitación o el billete de regreso, así como por la falta de los medios económicos determinados para su mantenimiento durante la estancia.

Desde 1990 España se convirtió en un país receptor de inmigrantes, el territorio español esta poblado por un 11% de ciudadanos extranjeros, la mayor cifra de los últimos 28 años. De todos los inmigrantes Iberoamérica es la región que más ciudadanos introdujo en la península con el 36%, de ellos ecuatorianos (11,13%), colombianos (6,40%), argentinos (3,63%) son las nacionalidades de los países que más aportan.

Según datos del censo correspondientes al 1 de enero de 2008 indican que las personas nacidas en Argentina que viven en España son 286.760. Estas son cifras provisionales, que el Instituto Nacional de Estadística deberá corroborar. Hace unos días argentinos que debían viajar a Buenos Aires protagonizaron UN VERDADERO ESCANDALO EN BARAJAS!!!!

De los cientos de vuelos que hubo que reprogramar en el aeropuerto Barajas de Madrid, como consecuencia del temporal de nieve que azota a la capital española desde el viernes y que convirtió a la terminal aérea en un caos absoluto con 45.000 viajeros varados, el que dio la nota fue uno de Iberia con destino a Buenos Aires: sus trescientos pasajeros –la mitad de ellos argentinos– se amotinaron. Tuvieron que subir efectivos de la Guardia Civil al avión para que depusieran su actitud.

Tres veces los habían embarcado: la primera el viernes a las 12.30 del mediodía, la hora original de partida; la segunda, ayer a las tres de la madrugada, y la tercera, a media mañana. Las dos primeras suspensiones eran comprensibles: el hielo, la nieve y los varios grados bajo cero impedían maniobrar en un aeropuerto que no está preparado para un clima extremo. Lo que colmó la paciencia de todos fue la razón que se esgrimió para no despegar en la tercera reprogramación, alrededor de las diez de la mañana. El comandante de a bordo les dijo que no pensaba volar porque no había descansado las diez horas y media reglamentarias y que sólo iba a hacerlo si lo acompañaba un copiloto que sí estuviera lúcido. La decisión del piloto se enmarca en la “huelga de celo” (trabajo a reglamento, es decir, negarse sistemáticamente a correrse un centímetro del reglamento laboral) que los empleados de la aerolínea de bandera española vienen realizando desde hace semanas.

“Nos embarcamos y ahí el piloto salió con el cuento de que, como no había descansado lo suficiente y el vuelo iba a ser largo, no pensaba despegar hasta que no le trajeran otro comandante de a bordo. Una vergüenza total. Estamos indignados”, dijo a Crítica de la Argentina, desde el hotel cuatro estrellas en el centro de Madrid al que lo trasladaron, Salvador Fernández (70), un jubilado de Puerto Madryn que viajó con su esposa a España para visitar a sus hijos que viven en ese país.

Con la tercera cancelación empezó el motín: se creó una comisión de pasajeros que, en representación del resto, le comunicó a la tripulación que nadie iba a bajarse hasta que la aerolínea no encontrara una solución para partir de una vez por todas. Cuatro horas protestaron hasta que, llegado un momento, la aerolínea consideró inviable la situación y llamó a las fuerzas públicas para que reestablecieran el orden. “Apareció la Guardia Civil y nos desalojaron. Lo que hicimos fue una desobediencia civil. Es que había mucha bronca, había casos como el de un argentino que necesitaba ir a ver a su madre de 97 años”, dijo enojado Luis del Val, periodista de la cadena de radio Ser de España, que era otro de los pasajeros. Después de ser desalojados, una representante de Iberia organizó el traslado de todos a distintos hoteles madrileños, con la promesa de que finalmente viajarían el domingo a la madrugada.

En otros dos vuelos suspendidos –uno con destino Lima y el otro Montevideo– también hubo amotinamientos de pasajeros, aunque no tan largos como el de los argentinos.critica d.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

tv sorpresa ( si queres podes maximizar la pantalla)